Antiguo edificio del ejército suizo convertido en un pequeño chalet: Arsenal B47

Ralph Germann Architectes, con sede en Suiza, convirtió un antiguo edificio del ejército suizo, construido durante la Segunda Guerra Mundial, en un espacio habitable. La transformación inusual consistía en insertar un cubo de vidrio en la estructura antigua, una opción que le permitía no tener que tocar la pátina de las paredes, y conservar el techo y algunos detalles históricos como el letrero de ” carga máxima 1500 kg au m 2″[carga máxima 1500 kg/m2] en la pared.

A la vez que deseaba conservar este testimonio del pasado, el arquitecto sólo conservaba materiales sencillos -nobles y sólidos- como el alerce, la pizarra, el vidrio y el metal. Y al interpretarlas con líneas limpias y puras, ha dado al chalet un aire atemporal. Para evitar deslizarse en una atmósfera de austeridad, Ralph Germann ha añadido un inesperado toque de color detrás de la puerta del guardarropa: un atrevido tono de fucsia. Este diseño, funcional por encima de todo, pone el acento en la luz y el espacio.

Para lograr el segundo, el arquitecto ha diseñado otro cubo, pero esta vez en madera. Situado en el corazón de la estructura de cristal, alberga los WC, los armarios e incluso la cama, que se pliega cuando no está en uso. Esto optimiza el espacio en esta área, que mide sólo 49 m2. Un gran ventanal – que se puede ocultar o revelar gracias a las puertas dobles de madera – y una larga ventana horizontal garantizan una excelente iluminación. Información proporcionada por el arquitecto Ralph Germann; fotógrafo: Lionel Henriod / mc2]


















Deja un comentario