Un café en Praga demuestra que los interiores minimalistas pueden ser juguetones

Situado en la planta baja de un edificio histórico en Praga, República Checa, los interiores lúdicos y minimalistas de este café, bistro y panadería de Jarousek Rochova Architects (JRA) son una invitación abierta a la socialización.

Los arquitectos reconstruyeron la fachada destartalada y añadieron ventanas para abrir el espacio de la calle, y colgaron de forma desigual las luces Flos AIM, las coloridas sillas y el papel pintado London Art en el techo y las paredes, creando un ambiente acogedor.

“El diseño interior refleja la esquina redondeada del edificio, especialmente en el mostrador central, que conecta el bar en un extremo con el mostrador de ventas de la panadería en el otro”, dijeron los diseñadores. Las mesas, sillas y bancos se colocaron a lo largo de las ventanas y en la pared opuesta.

Las estanterías de madera muestran los productos recién horneados. La cocina y los espacios de servicio están separados del área principal por paredes pintadas de negro, con nichos de ventanas y puertas camufladas por persianas negras. Fotografía de Filip Slapal]









Deja un comentario