Una habitación con vista panorámica

Ubicada a un tiro de piedra de la capital del estado de Arkansas, esta casa de 344 metros cuadrados tiene un estilo sobrio que raya en ser un interior aminimalista. Esto sirve para resaltar mejor el verdadero punto focal de esta casa: las impresionantes vistas panorámicas de los bosques de Arkansas. A medida que el follaje cambia a lo largo del año, los tonos neutros de la casa complementan y realzan la paleta de colores cambiante.

El arquitecto Wesley Walls , el arquitecto principal en Polk Stanley Wilcox Architects, creó esta casa para esta familia de cuatro.

“El diseño evita intencionadamente los acabados de moda en un esfuerzo por crear una residencia sofisticada y atemporal”, explicó Wesley Walls. La casa es una estructura de tres pisos compuesta por dos niveles en forma de barra, equilibrados sobre un espacio más abierto en el primer piso. El diseño interior se mantiene deliberadamente neutral con tonos naturales, centrándose en la piedra, el vidrio y la madera. La vitalidad viene de las ventanas de piso a techo, con vistas panorámicas.

El salón, el comedor y la cocina se fusionan en la planta superior, abriéndose a una terraza con vistas a esta impresionante escena.







Deja un comentario